Saltar al contenido

Diputados aprobó ley para aumentar el empleo formal a través de las Pymes: qué beneficios tendrán los empleadores

Diputados aprobó ley para aumentar el empleo formal a través de las Pymes: qué beneficios tendrán los empleadores.

La ley que aprobó Diputados le dará beneficios impositivos a quienes contraten personal de manera formal. Todo JxC se abstuvo en la votación

En una maratónica y tensa sesión, y tras la aprobación del proyecto de ley por el cual se modifica el impuesto a las ganancias, los diputados también decidieron aprobar un proyecto que el ministro Sergio Massa envió al Congreso Nacional, con el que busca fomentar el empleo formal a través de las Pymes.

Con 130 votos a favor, 3 en contra y 63 abstenciones, en la última sesión especial celebrada en la Cámara de Diputados se le dio media sanción al proyecto de Ley mediante el cual se crea el programa de generación y fortalecimiento del empleo argentino “Empleo Mipyme”. Proyecto que impulsó Massa, quien estuvo presente en los balcones del recinto.

Aunque el oficialismo logró la aprobación del proyecto impulsado por Sergio Massa y se giró a la Cámara de Senadores para convertirla en ley, minutos antes de la votación, el jefe del bloque PRO en Diputados, Cristian Ritondo, aclaró que todos los legisladores de Juntos por el Cambio presentes en el recinto se abstendrían, registrando así 63 abstenciones en total.

Antes de su tratamiento en la sesión que inició el martes pasadas las 14 horas y terminó a las 2 de la madrugada del miércoles, el texto tuvo un tratamiento exprés en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, presidida por el oficialista Carlos Heller. Esa reunión contó con la presencia y las exposiciones de Raquel “Kelly” Olmos, ministra de Trabajo, Empleo, y Seguridad Social, quien aclaró en ese momento que el proyecto “tiene 3 objetivos centrales”: la contratación formal de jóvenes, formalizar el trabajo en negro y contratar a beneficiarios de planes sociales.

Asimismo, otro de los argumentos del Gobierno al impulsar este proyecto, surge del dato del 32% de informalidad en el empleo privado, que según la ministra Olmos “tiene a las microempresas de hasta cinco trabajadores con un 75% de informalidad; las de 6 a 40 empleados, un 35%; en las de 41 y 100, la informalidad asciende solo a 15%; y donde hay más de 100, solo el 12%”. Por lo cual, la ley está asociada a una política pública de incorporar trabajadores formales al sistema.

El debate en el recinto

El debate inició cerca de la 1 de la madrugada de este miércoles y para adentrarse al tema tomó la palabra el diputado nacional Carlos Heller, quien describió las bondades del proyecto de “Empleo MiPyme”, entre las que destacó la creación del empleo formal -con particularidad en los jóvenes- y lograr así un crecimiento del empleo en la actividad privada, formalizar trabajo que hoy no está registrado e impulsar la transformación de planes sociales en trabajo formal, registrado y privado.

La informalidad actualmente se concentra en las microempresas… de allí que el proyecto hace foco, incluso en los beneficios, en las unidades productivas de hasta cinco trabajadores principalmente, aunque alcanza también a todas las pequeñas y medianas empresas, y también para las grandes cuando se trata de la contratación de nuevos trabajadores que poseen planes sociales”, argumentó el legislador nacional.

Por la oposición, tomó la palabra el diputado radical Lisandro Nieri, quien cuestionó el tratamiento de la iniciativa “sobre el fin de la gestión” del Gobierno y sin considerar “numerosos proyectos” sobre el mismo tema. Además, denunció un trámite exprés “que no permite ir hacia un proyecto superador”.

Otro dato importante que expuso Nieri fue que la Argentina en los últimos 10 años no ha logrado disminuir la informalidad laboral, comparado con otros países (Brasil, Chile, Colombia, Ecuador) que en el mismo período han logrado bajarla entre 6 y 14 puntos aproximadamente. “La informalidad pega mucho más en los sectores más humildes y los jóvenes de nuestra población”, dijo. Y en ese sentido, propuso modificaciones a las sanciones a las empresas por trabajo mal o no registrado; y respecto de los incentivos fiscales propuestos en la ley para quienes empleen jóvenes, sugirió que esos beneficios se extiendan por dos años.

En la misma línea que Nieri, expuso en el recinto el diputado salteño Carlos Zapata, quien aseguró que la única forma de generar empleo en el país, es logrando sostener una economía estable. “Con la sanción de una ley no se genera empleo… en la Argentina hay poco de ‘creci’ y mucho de ‘miento’. Las empresas van a tomar empresas cuando la economía esté en un verdadero crecimiento, que se pueda invertir, que la economía esté bien. Nadie viene a invertir porque nuestro país da muy mala imagen al inversor’. Tenemos que generar que el país tenga inversión para que así se puedan crear puestos de trabajo“, reflexionó. Al tiempo que propuso modificaciones en el artículo octavo de la normativa, referente a aportes y contribuciones “para que abarque a todos”.

Por su parte, el diputado Francisco Monti (UCR) añadió que si bien la ley busca darle incentivos a las mipyme “en una especie de blanqueo de trabajadores para quienes hicieron las cosas mal… dejaron afuera a las empresas que sí hicieron las cosas bien”, lo que calificó de injusto.

Qué dice el proyecto de “Empleo Mipyme”

A través de este proyecto, el Gobierno otorgará beneficios impositivos a las mipymes que contraten personal de manera formal, y en ese sentido, el texto contempla una reducción de las contribuciones patronales del 100% para pymes que contraten a personas que no cobre planes sociales, a quienes sí y a jóvenes entre 18 y 25 años que acceda al mercado laboral por primera vez. Sin embargo, el texto aclara que para acceder a los beneficios, las pymes no podrán reducir la nómina laboral y no podrán tener ningún trabajador no registrado.

En concreto, las pequeñas y medianas empresas que incorporen nuevos trabajadores o regularicen a trabajadores no registrados, podrán acceder a beneficios fiscales que llegan incluso a la eximición del pago de deudas.

Por ejemplo, la iniciativa describe dos beneficios puntuales; el primero, se basa en una reducción de contribuciones patronales para las relaciones laborales que se inicien a partir de la entrada en vigencia de la norma, siempre que incrementen la nómina laboral de cada empleador. El segundo, otorgará beneficios a aquellos empleadores que conviertan, de manera gradual, a los Planes, Programas Sociales y Prestaciones de la Seguridad Social en trabajo formal que respeten un criterio de representatividad federal, o bien generen oportunidades de acceso al mercado laboral, incluyendo a los y las jóvenes que ingresen al sistema por primera vez.

En ese sentido, para el caso de que las empresas contraten beneficiarios de planes y jóvenes, el alivio será del 100%, mientras que en el caso de emplear a quien no percibe un plan social, la reducción será del 50% los primeros 12 meses y 25% el siguiente año.

Es importante destacar que el proyecto establece que durante 12 meses, el trabajador contratado que perciba una ayuda social del Estado, podrá mantener el plan social como complemento al salario. No obstante, insta a los trabajadores que participen del programa “Emplea PyME” a capacitarse y completar cursos de formación.

Por otro lado, respecto a la regularización de trabajadores que ya son parte de las empresas pero no de manera formal, el texto propone “un esquema de protección y regularización de situaciones laborales precarias”, para que las mipymes regularicen relaciones laborales vigentes del sector privado iniciadas con anterioridad a la fecha en que se promulgue la ley. Además, el trabajador no perderá aportes, ya que el Estado le computará los aportes no ingresados por los empleadores por hasta 60 meses.

Otro punto importante es que no solo las mipyme podrán acceder a estos beneficios impositivos, sino que también podrán acceder al programa los trabajadores de cooperativas municipales y de organizaciones sociales. En ese sentido, el diputado Carlos Heller propuso en la comisión que trató el proyecto, una modificación al texto para que también “las cooperativas puedan blanquear trabajadores” en las mismas condiciones que las micro y medianas empresas.

Este régimen de “Empleo mipyme” comprenderá -de convertirse en Ley- a los empleadores y empleadoras que encuadren y se encuentren inscriptos como Micro, Pequeñas o Medianas Empresas, según los términos del artículo 2° de la Ley N° 24.467.

 

Fuente: Iprofesional